Señor nuestro Dios y Padre, te damos las gracias por darnos tu Espíritu Santo, que nos une contigo. Danos siempre algo nuevo de este Espíritu, para que podamos seguir adelante con su luz, iluminando los caminos que debemos andar en la tierra. Concédenos tu Espíritu, que la luz irrumpa en toda nuestra vida y podamos regocijarnos por experimentar mucho de lo que estás haciendo. Porque, a través del poder de tu Espíritu, nos puedes ayudar hacia tu futuro y todo lo venidero, para que vivamos no solamente en el tiempo, sino en la eternidad. Amén. Christoph Friedrich Blumhardt

compartir por messenger
compartir por Whatsapp