“Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían” (Nahúm 1:7). En otra versión leemos: “El Señor es bueno, un refugio seguro cuando llegan dificultades. Está cerca de los que confían en él”.

Nahúm predica esta palabra en un contexto de crisis para Israel porque habían dejado de buscar a Dios y estaban buscando ayuda en naciones enemigas. El profeta exhorta al pueblo a confiar en el Señor en los momentos más críticos, porque “Jehová es bueno”.

En este versículo se compara la protección de Dios con una fortaleza, un castillo impenetrable. Hace referencia a un poblado que está rodeado por unos fuertes muros que son infranqueables para el enemigo. No hay manera de atravesar esa fortaleza. Así es Dios en los tiempos de crisis.

Pero esta seguridad descansa en la relación que tenemos con Dios, por eso el profeta dice que esta promesa es para los que son conocidos por Él, esto significa, que tienen una relación verdadera con el Señor, que le experimentan personal y diariamente. Para los que le aman hay seguridad y paz.

¿Cómo viene tu semana? ¿Puedes confiar en la protección de Dios? Él ha prometido estar contigo dondequiera que vayas, ayudarte en los desafíos que pongan a prueba tu fe, y darte todos los recursos necesarios para que seas un vencedor.

Hay una vieja canción que cantaban mis padres ¡y hasta mis abuelos! que les ayudó cuando pasaban por tantos momentos de crisis y dice: “Solo confío en el Señor, Él me guiará; solo confío en el Señor, no me va a fallar. Si el sol llegara a oscurecer y no brilla más, yo igual confío en el Señor, ¡no me va a fallar!”

Cortesía Pastor Pablo Giovanini
Iglesia Cristiana Renacer en Lynn, MA

compartir por messenger
compartir por Whatsapp