Amado Dios del cielo, en este momento me acerco a ti con un coraz贸n abierto y dispuesto para escuchar tu voz y atender a lo que quieras hablar a mi vida. Me acerco a ti para poner todas las cosas en tus manos, cuidando de hacer tu voluntad en mi vida. Vengo ante ti con una actitud agradecida porque me has permitido ver la luz de un nuevo amanecer y porque he despertado con salud y alegr铆a. En tu nombre, me levantar茅 confiando y creyendo que este d铆a ser谩 de bendici贸n conforme a tu preciosa voluntad para mi vida. Am茅n.

compartir por messenger
compartir por Whatsapp