«Amado Dios todo poderoso, vengo a ti cansado porque hay muchos problemas que hay muchos problemas que atormentan mi vida y no sé qué hacer. Me postro ante, pues quiero descansar a tus pies, entregarte mis cargas y pedirte que me ayudes a llevarlas, pues es muy pesado para mí. Ayúdame Señor, ilumina mi mente para tomar las decisiones acertadas que me permitan salir de todos estos problemas. Por favor, inúndame de tu paz y sáciame con lo mejor del cielo para volver a tener nuevas que me permitan continuar en este camino, Amén.»

compartir por messenger
compartir por Whatsapp