«Señor Dios poderoso y bueno, gracias por el día que está llegando a su fin y por la noche que comienza. Ahora que me dispongo a dormir, te pido en el Nombre de Jesús que en tu presencia se desvanezca toda preocupación, intranquilidad, estrés, terrores nocturnos, ansiedad o depresión que quieran perturbar mi sueño. Líbrame de toda enfermedad, llamadas de emergencia, robos, secuestros, extorsiones y cualquier otra artimaña del maligno que me quieran dañar a mí o a mi familia. Cuídanos con tu santa presencia y que tu mano poderosa nos ampare en el silencio de la noche, amén.»

compartir por messenger
compartir por Whatsapp