“Señor mi Dios, te doy gracias porque hasta ahora tú sigues siendo fiel y me lo revelas en todo momento con la provisión, la salud y porque me cuidas en todo momento. También te agradezco por mi familia, por mi trabajo y porque revelas tu poder en cada pequeño milagro a mi alrededor. En este momento en que me dispongo a dormir y descansar, no te quiero pedir nada, sino solo que abras mis ojos para cada día, ser consciente de tus bondades y misericordias a mi alrededor y agradecerte por cada una de ellas. Amén.”

compartir por messenger
compartir por Whatsapp