🧡NO VIVAMOS EN DESALIENTO🧡

Salmos 37:4-5

4 Deléitate asimismo en Jehová,
Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

5 Encomienda a Jehová tu camino,
Y confía en él; y él hará.

¿AL EXPERIMENTAR DESÁNIMO, TRISTEZA, DESESPERACIÓN, a donde o con quién acude usted?
Todos hemos enfrentado estos estados de ánimo alguna vez
PERO ES MI DECISIÓN SI QUIERO SEGUIR en ellos o no.
HAY QUIENES PIENSAN AL ESTAR DESANIMADOS QUE NO HAY SALIDA, que no hay nada que hacer y entonces tal vez decidamos quedarnos así, desanimados, tristes, deprimidos y permitirnos entrar en un hoyo de desesperación y vivir así,
O bien me doy la oportunidad de ver a Dios que me alienta y me da la esperanza y seguridad de que me sacara de este desaliento, de este desánimo o desesperación y ansiedad en la que estoy.

Dios está siempre para levantarnos y recordarnos quien es ÉL, para ayudarnos a entender que su plan siempre será el mejor aunque de momento nosotros no podamos verlo así.
Dios nunca nos desalentará, nunca pondrá desánimo en sus hijos
Necesitamos darnos la oportunidad de entender que ahí está Dios, que siempre contaremos con él, que nos alentara en todo momento, pero si no hemos llegado a tener esa relación de comunicación con Dios definitivamente todo lo que Él haga nos será indiferente.

Y desafortunadamente podemos llegar hasta defender nuestras indiferencias, desánimo y lograr que las demás personas incluso puedan decir que LOS ENTENDEMOS, que si estuviéramos en su lugar nos sentiríamos igual
Sin embargo si usted y yo estamos en una buena relación con Dios donde hay comunicación con él nos daremos cuenta de lo maravillosos que es tener a alguien que nos alienta, nos escucha y definitivamente nos entiende y está dispuesto siempre a sacarnos a delante.
Y que bueno es darnos cuenta de la clase de Dios que Él es, y quiero exhortarlo a que se tome el tiempo para conocerlo, que pase de la fase de saber de Él, a empezar una relación que le permita conocerlo.
Y algo le puedo asegurar que siendo nosotros creyentes, seguidores de un Dios vivo no tenemos pretexto alguno para vivir en inseguridades, desanimo o en tristeza

Pero además tengo la obligación moral, espiritual de ayudar a aquel que se encuentre atrapado en este tipo de sentir.
Romanos 15:1-6 Así que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos. 2 Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno, para edificación. 3 Porque ni aun Cristo se agradó a sí mismo; antes bien, como está escrito: Los vituperios de los que te vituperaban, cayeron sobre mí. 4 Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, (o sea que no se diga que lo que está en el AT ya no funciona, nos dice la palabra de Dios que toda escritura es inspirada por Dios…….) a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza. 5 Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús, para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.
Así que si usted está bien yo también, porque pertenecemos a un mismo cuerpo en Cristo Jesús.

Hay algunos puntos en los que nos detendremos aquí, lo primero es que tenemos dos términos juntitos, paciencia y consolación, y van de la mano, paciencia NO ES RENDIRSE, NO ES PARAR,
NO CEDER,
MÁS BIEN ES SEGUIR ADELANTE,
NO AVERIGUO CUAL ES LA VÍA MÁS FÁCIL, más bien es estar seguros que es estoy caminando la VÍA DE DIOS, es SEGUIR cueste lo que cueste.
Consolación es ser inspirado, motivado, fortalecido, animado.
Fíjese bien, en la consolación hay fortalecimiento.
2 corintios 1:3-5 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, 4 el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. 5 Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación.

Tenemos a un Dios de MISERICORDIA Y CONCILIACIÓN, alguien que me entiende y sabe mejor que yo mi necesidad y mi aflicción, que conoce mis heridas y mi dolor, EL sabe lo que está pasando en mi vida que provoca mi clamor a ÉL, porque yo sé, porque usted saber, que EL y solo ÉL es quien puede sacarnos del pozo en que en ocasiones nos hemos metido solos.
Y se nos olvidan los atributos de Dios, Omnisciente, TODO LO SABE, o sea que me conoce, que sabe lo que pasa en mi aún mejor que yo misma, que es Omnipresente ESTÁ EN TODO LUGAR así que está al pendiente de mí y estoy en su constante compañía,
Dios también es Omnipotente TODO PODER, asique el todo lo puede y no debe preocuparme si El me sacara de mi aflicción, de mi problema, de mi tristeza, simplemente le creo y sé que él lo hará, porque tiene las cosas bajo control y que si se descontrolan es por mi culpa, por no haber sabido administrar lo que Dios me ha dado.
Nosotros NO tenemos la más mínima idea de los alcances de los atributos de Dios, y no tratemos de explicárnoslo por qué se saldrá de nuestro propio entendimiento, porque el todo lo sabe, todo lo puede y está en todos lados.
Solo crea en él, confié en Él y el hará leamos: Salmos 37:4-5 Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón. 5 Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.

Así que si servimos a un Dios que mora en mí, que su Espíritu Santo obra en mí, que estoy consciente que Cristo murió por mí, POR FAVOR no tenemos excusa para vivir desanimados, derrotados, porque yo conozco, usted conoce quién es Dios.
El problema es para aquellos que no le conocen, que no se han dado el tiempo de conocerlo, simplemente saben de Él, que existe, que hay un ser supremo, pero que al no conocerlo todo viene a ser duda en ellos.
Mire mi hermano el señor conoce nuestras debilidades, que le fallamos, pero siempre estará dispuesto a perdonarnos y guiarnos, tristemente es algo que olvidamos constantemente.

Cuando pecamos y estamos conscientes de ello es común que entre en nosotros un desaliento, tristeza tal vez por la falla, sin embargo mi recomendación es que no caiga en esas pequeñas trampas que nos da la vida, esas pequeñas pueden ser las peores, acérquese a DIOS pídale perdón que lo ayude a seguir adelante, Dios es quien nos alienta y nos disciplina cuando es necesario.
2 Pedro 3:9 9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.
Así es nuestro Dios, PACIENTE, esperando siempre a que nos acerquemos a Él y recurramos a Él, pero somos nosotros los que tardamos para acercarnos, primero tratamos de agotar nuestros recursos.
2 Timoteo 2:11-13 11 Palabra fiel es esta: Si somos muertos con él, también viviremos con él; 12 Si sufrimos, también reinaremos con él. Si le negamos, él también nos negará. 13 Si fuéremos infieles tendemos a ser infieles , él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo.
Y no puede negarse a sí mismo porque su palabra nos dice que si confesamos nuestros pecados Él nos perdonará y nos limpia de toda maldad

Y estoy terminando con esto
Malaquías 3:6 Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.
A sido el mismo ayer, hoy y lo será siempre, su cuidado y amor esta sobre nosotros.
Proverbios 3:5-7 Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. 6 Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas. 7 No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal; 8 Porque será medicina a tu cuerpo, Y refrigerio para tus huesos.

Así que no se desaliente, no viva con tristeza y desesperación, nosotros como hijos de Dios, debemos de vivir con gozo, en victoria y no por eso quiere decir que seamos insensibles a la tristeza, a desanimarnos en algún momento, pero eso debe ser pasajero, momentáneo.

Amén.

Cortesía Iglesia Latinoamericana 

compartir por messenger
compartir por Whatsapp