Cuando Nos Sentimos Solos

Ha tenido la sensación alguna vez de que NO recibe contestación de Dios

Y esto se hace más palpable cuando es algo que consideramos muy especial, cuando es algo que verdaderamente ¡anhelamos!!!

Y se pregunta uno, ¿porque no llega la respuesta?

Siente que ha hecho de todo lo que está a su alcance, que se ha entregado más a Dios, llora, ayuna y siente que casi su FE es suficiente para mover una montaña como nos dice Mateo 17:20, pero, NO SUCEDE NADA, y le puedo decir casi con seguridad, que usted es un Cristiano perseverante, creyente y dependiente de Dios, pero parece ser que Dios no está escuchando nuestra plegaria esta vez, que nos está ignorando, y creemos que algo anda mal conmigo.

Y comienza a embargarnos un sentimiento de soledad que en ocasiones se vuelve pesado, asfixiante, que nos desanima, que no nos permite ver un objetivo y mucho menos disfrutar de lo que nos rodea.

**No sienta de ninguna manera que Dios no le está tomando en cuenta o que algo anda mal.

No es de extrañarse que nuestras oraciones no tengan contestación inmediata, pero a veces pareciera que se están tardando más de la cuenta, “según nosotros”

No olvide que Dios no tiene prisa, y que todo llega a su justo tiempo.

Vivimos en una modernidad en que la tecnología nos ha mal acostumbrado, que con presionar aquí y allá, la información llega al momento, los problemas quedan solucionados, y queremos que Dios actué practicante de esa misma manera.

Hace un tiempo me llego un mensaje así, en broma por supuesto:

Si quieres hablar con Dios marca Jeremías 33:3, y contestaba una grabación que más o menos decía así: si quieres saber de los dinosaurios presiona 1, si quieres saber de Noé presiona 2, si quieres saber dónde quedo Moisés presiona 4, Si quieres hablar con el ángel Miguel presiona 5,…….y al final decía: si quieres saber de la ciudad santa y su mar de cristal quédate en la iglesia y persevera hasta el fin.

Creo que así quisiéramos las cosas, con botoncitos especiales para todo.

No queremos pasarla mal, no queremos estar en angustias ni desesperación y por lo mismo hay tanta gente que se deja llevar por las corrientes de creencias de que ¡todo está bien y no pasa nada, todo lo estás haciendo bien!

En donde las declaraciones positivas, queriendo manipular las promesas de Dios, son sus doctrinas principales, manipulan de tal forma las situación que pareciera tan sencillo como el simplemente pronunciarlo y prácticamente nos dicen que le avisemos a Dios ¡¡¡CUÁL ES NUESTRA VOLUNTAD Y LO QUE QUEREMOS!!! Y no lo que ÉL tiene para nosotros.

*** Pero el problema es que si no obtenemos respuesta pueden suceder dos cosas, que nos etiqueten de que NO TENEMOS LA SUFICIENTE FE O SENSIBILIDAD PARA HABER MOVIDO A DIOS MISMO, y que nos desanimemos de tal forma que perdamos nuestra FE y por su puesto nos sintamos más solos y desesperanzados que antes.

Se sienten engañados pero no por el predicador que le hizo creer eso, sino de Dios cuando Dios no tienen nada que ver en la mala administración de su palabra.

Créanme, hay miles de cristianos confundidos a través del mundo, quienes se condenan a sí mismos porque no pueden producir una respuesta a una oración desesperada: …

– Saben que la Palabra de Dios es verdadera,

– Que ni una sola promesa puede fallar,

– Que Dios es fiel.

РQue ̩l es bueno,

– Pero también deben de SABER, que Él quiere que sus hijos esperen respuestas a sus oraciones.

Me quiero imaginar a un Daniel ha sido perseverante en oración y que en algo especial la respuesta no llego al momento, leamos Daniel 10:12-13 Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido. 13 Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia.

La perseverancia tuvo su fruto.

Y de nuestro Señor Jesucristo recibimos una muy grande enseñanza primero en Marcos 14:35-36 Yéndose un poco adelante, se postró en tierra, y oró que si fuese posible, pasase de él aquella hora. 36 Y decía: Abba, Padre, todas las cosas son posibles para ti; aparta de mí esta copa; mas no lo que yo quiero, sino lo que tú.

*Mateo 27:46 “Cerca de la hora novena Jesús clamó a gran voz diciendo: Eli, Eli, lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, porqué me has abandonado? Parece que hay silencio por parte Dios y con todo y eso Cristo siguió hasta el fin.

Pero veamos también en Pablo en el libro de 2 Corintios 12:7-10 Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; 8 respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. 9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.

Tres ocasiones dice la escritura Pablo oro, ¿Qué le pasaba? La escritura no lo dice, pero Pareciera que Dios no le escuchaba.

Y no porque le faltara Fe, o porque hubiera hecho algo mal, simplemente fue al tiempo de Dios

**Definitivamente hay algo que debemos de aprender y es que EL TIEMPO DE DIOS NADA TIENE QUE VER CON EL NUESTRO LA MAYORÍA DE LAS VECES, y por supuesto que nuestras oraciones tendrán contestación de una manera u otra, la cuestión aquí es que no siempre nos gusta la posibilidad de que nuestras oraciones no coincidan precisamente con la voluntad de Dios y definitivamente NO siempre nos gustan las contestaciones y pareciera que eso es bastante común,

No queramos pasarnos de listos tratando de manipular la escritura a nuestra conveniencia al hacer nuestras peticiones.

“Y tenemos mucho el termino¡¡¡Y YO RECLAMO LAS PROMESAS!!!” y así nos vamos de frente, tratando que atreves de muchas palabras le saquemos a Dios la respuesta o solución,

**Y como me molesta el término de RECLAMO y eso es común en algunos cristianos, ¡!!!!!!!!!Reclamo promesas, reclamo salvación reclamo sanidad!!!!!!“Verdaderamente a veces somos demasiado atrevidos”.

Mientras no permitamos que Dios cambie nuestros anhelos y deseos, seguiremos malgastando la Fe que ya tenemos, exponiéndola a un decaimiento a y provocarnos una autodesilución por nuestro necio proceder y es que solo estamos pensando en nosotros mismos,

en lo que queremos, en lo que necesitamos,

en lo que nos está doliendo, en que nos SENTIMOS SOLO

Y nos enfrascamos tanto en ello, que se nos olvida que hay cosas mucho más importantes, y que debemos dejar lo demás a Dios, leemos en el libro de Mateo 6:25-27 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? 26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? 27 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?…………………

32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

Y con esto concluyo:

Los exhorto a que no se desanimen cuando la respuesta que tanto han estado esperando no está a la vista o alcance de nosotros inmediatamente.

NO le siga la corriente a lo que está de moda usando métodos o fórmulas especiales para obtener respuestas, como aquellos que nos dicen “Si das el billete más grande, la bendición de Dios entonces será más grande”, concrétese a orar a Dios con Fe, no perdiendo la confianza, sabiendo que Él tiene todo bajo control:

Recuerde y nunca olvide Pedir, Buscar y Llamar, que es promesa de Dios que nos dará, lo hallaremos y nos abrirá Mateo 7:7-8

* Dios sabe lo que necesitamos, los que nos duele, nuestras preocupaciones y alegrías.

* Solamente que debemos de aprender que el TIEMPO DE DIOS NO ES EL NUESTRO.

Y que Dios se agrada de cada uno de nosotros, de sus hijos que seguimos su voluntad y somos perseverantes.

Somos importantes para ÉL.

AMÉN

Cortesía de la Iglesia Latinoamericana

compartir por messenger
compartir por Whatsapp