Entonces llegaron a Jesús ciertos escribas y Fariseos de Jerusalén, diciendo: 2 ¿Por qué tus discípulos traspasan la tradición de los ancianos? porque no se lavan las manos cuando comen pan?. 3 Y él respondiendo, les dijo: ¿Por qué también vosotros traspasáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? 4 Porque Dios mandó, diciendo: Honra al padre y á la madre, y, El que maldijere al padre ó á la madre, muera de muerte. 5 Más vosotros decís: Cualquiera que dijere al padre ó á la madre: Es ya ofrenda mía á Dios todo aquello con que pudiera valerte; 6 No deberá honrar á su padre o a su madre con socorro. Así habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestra tradición. 7 Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, diciendo: 8 Este pueblo de labios me honra; Más su corazón lejos está de mí. 9 Más en vano me honran, Enseñando doctrinas y mandamientos de hombres.

Las leyes sobre la higiene fueron instituidas para poder preservar la vida de las personas, era una forma clara de poder salvar la vida o ayudar al pueblo a tener vida.

Vemos aquí que los Fariseos y escribas aún no entendían o miraban ese milagro que los discípulos de Jesús que a pesar de no lavarse las manos y estaban sanos.

Jesús les aclara que eso que ellos estaban criticando era una forma para poder Entender el amor de Dios y lo que Dios limpia en verdad de una persona que se ha acercado a Él.

Los fariseos y Escribas habían dejado de lado el verdadero propósito de la ley: Amar a su prójimo como a si mismo, en este caso alguien tan cerca o como el Padre o la madre y ellos no querían ayudarles económicamente y en su invalidez y eso era un reflejo de la falta de amor en sus vidas.

Efesios 6:2-4 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

2 Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa;

Ahora veamos lo que dice este verso:

8 Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados.1 Pedro 4:8.

O sea que si por el amor que tú tienes en tu vida y olvidas cubrirte de tu mascarilla o llevas en tu carro a una persona (Padres u otra persona ) que tose por estar enferma para poder apoyar a tus padres o a hijos, esposos, hermanos, vecinos o sea los prójimos.

Entonces El verdadero amor es más fuerte que una mascarilla, que un traje y si no entendemos eso, entonces es que el verdadero amor no está en la persona.

El verdadero amor echa fuera el temor. En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor, porque el temor involucra castigo, y el que teme no es hecho perfecto en el amor. 1 juan 4:18.

Se que este artículo te será difícil de entender por las reglas sanitarias que manejamos , sin embargo , las reglas sanitarias te impiden poder ayudar abiertamente y más bien nos hacen hacer rechazos y juzgamientos a pesar que estamos ayudando , ya que lo hacemos con el fin de no contaminarnos y no dañarnos nuestra salud, o sea que es algo condicionado.

Dios quiere enseñarnos que ese amor de Jesús en nosotros es tan poderoso que puede transmitir sanidad a otros y ese mismo amor nos cubre de las faltas que tanto el enfermo como el que está ayudando sean cubiertos de una manera sobrenatural.

La Fe , La Esperanza y el Amor. Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor. 1 Corintios 13:13.

El amor de Jesús es de lo que debemos estar revestidos y no debemos temer ir a orar y ungir al enfermo , al caído y hacerle ver que Jesús está allí apoyándole , está bien que uses tu protección , pero no es lo que te protegerá al 100 , lo que te protegerá al 100 es el perfecto amor de Jesús que se esta derramando en tu vida y expones tu vida en beneficio de los demás pero debe ser por la causa correcta , de lo contrario correrías peligro .

Una madre atiende a su hijo con amor en medio de cualquier enfermedad y este amor es el que bendice al hijo .

El amor que se demuestra en los hospitales cuando las personas familiares van y ayudan al enfermo ayudando al personal médico en dicha faena y facilitar la carga , eso hace que muchos no mueran , pero si no está el Amor , sino la rutina entonces muchos podrían morir aunque no estén en la línea , porque dice la palabra :

Mi pueblo perece

por falta de conocimiento;

y como tú rechazaste el conocimiento,

yo te rechazaré a ti de mi sacerdocio;

por haber olvidado la ley de tu Dios,

también yo me olvidaré de tus hijos.

Óseas 4:6

Porque toda la ley se resume en este solo mandato: «Ama a tu prójimo como a ti mismo.» Galatas 5:14.

Así que el mayor reclamo que podríamos tener en este tiempo actual es ese rechazo que estamos teniendo hacia nuestros prójimos y El miedo hace que los atendamos y no el verdadero amor de Dios o sea Jesucristo mismo .

Analice la forma en que usted está ayudando al otro o por que lo ha dejado de ayudar o apoyar , si tiene miedo definitivamente que podría enfermar e incluso perecer debido al factor miedo y el efecto que este produce en el cuerpo y funciones metabólicas , cardiovasculares, en sistema nervioso , glandulares etc.

Pero si pone en practica alejar el temor y se llena de Dios con Jesús dentro de ud le aseguro que Dios obrará de manera aún más libre y maravillosa y podríamos ver los milagros que hemos dejado de ver por ese miedo que nos ha estado paralizando .

“Este es mi mandamiento: que os améis los unos a los otros, así como yo os he amado. Nadie tiene un amor mayor que este: que uno dé su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando.”‭‭Juan‬ ‭15:12-14‬ ‭LBLA‬‬

No temamos dar todo ese amor de Jesús por nuestros enfermos y allí poderles dar esa esperanza de Jesús que debe nacer en sus corazones por si aún no lo han experimentado , y así el enfermo tendrá más esperanza para seguir viviendo o para poder llegar a las mansiones celestiales si así Dios lo dispone , pero ese no es nuestro asunto , nuestro asunto es servir al prójimo con amor y presentarles en medio de ese amor a Cristo Jesús quien nos cambió totalmente nuestra vida y nos hizo de un linaje escogido y ahora de una Nación santa .

Sin el perfecto amor de Jesús , no podrás ver los milagros de Dios en la vida de otros ni en la tuya . Pero con ese amor te aseguro que los comenzarás a experimentar y a disfrutar cada día .

25 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.Mateo 16:25

Dr. Mauricio Loredo

compartir por messenger
compartir por Whatsapp