“Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.” Josué 1:5.

Josué se encontraba frente al mayor reto de su vida. Moisés, su líder, el que respondía a sus preguntas, quien podía resolver aquello en lo que hubiera fallado, ya no estaba. Había llegado el tiempo de poner su propia fe en marcha.

Conducir una congregación de casi tres millones de personas no era fácil. Tú y yo, tal vez, estaríamos aterrados frente a ese desafío; mucho más cuando sabes que si te equivocas, todo el mundo te lo dejará saber a través de sus quejas. Era un pueblo difícil de gobernar y la responsabilidad ahora era toda de Josué.

El primer paso de este sucesor de Moisés era creer que Dios iba a cumplir sus promesas si le obedecía. ¡Qué descanso habrá sido para Josué escuchar a Dios decir: “Nadie podrá hacerte frente en todos los días de tu vida: como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré ni te desampararé.” (Josué 1:5).

La palabra “dejaré” en hebreo significa “no me relajaré en el cuidado que tengo hacia ti”, “no te voy a dejar solo, no te soltaré de la mano”. Es la promesa que hace todo padre a su hijo cuando quiere que salte a sus brazos recordándole que lo atrapará y no lo dejará caer.

La otra palabra, “desampararé”, significa “no voy a renunciar a lo que te prometí, no voy a fallarte nunca”. ¡Aleluya! ¡Qué tremendas promesas para comenzar a transitar un camino desconocido, para guiar a un pueblo complicado, para atreverse a conquistar una tierra para la gloria de Dios!

Nosotros tenemos al mismo Padre Celestial haciéndonos estas promesas aquí y ahora. Lo que Dios promete en su Palabra está al alcance de todos…los que le creen.

¿No te sientes seguro al saber que Dios te dice “no te voy a fallar nunca”? ¿No te animas a llevar adelante sus planes cuando te dice “siempre te sostendré”?

​Empieza tu día recordando lo que te ha prometido, y cuando vengan los desafíos, acuérdate que Él ya te dijo: “Estaré contigo, no te dejaré, ni te desampararé”

Cortesía Pastor Pablo Giovanini Iglesia Cristiana Renacer Lynn

compartir por messenger
compartir por Whatsapp