Dios nuestro Señor, venimos ante ti con alegría por tener comunión contigo por medio del Señor Jesucristo. Danos la luz de tu Espíritu. Da a nuestro corazón la fuerza para la vida. Abre para nosotros los caminos de la vida, para que hallemos alegría y esperanza pese a todo el sufrimiento que debemos experimentar en la tierra. Que toda la humanidad sea encomendada a tu cuidado, condúcela con tu poder, se den o no cuenta, y encárgate de la historia del mundo para que todos los hombres reciban tu misericordia. Amén.

compartir por messenger
compartir por Whatsapp