Santifica el nombre de Dios 

Salmo 127.1 Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la  edifican. 

Ezequiel 36.16-23 ‚Ķcuando llegaron a las naciones adonde fueron,¬† profanaron mi santo nombre, dici√©ndose de ellos: Estos son pueblo de¬† Jehov√°, y de la tierra de √©l han salido. 21Pero he tenido dolor al ver mi¬† santo nombre profanado por la casa de Israel entre las naciones adonde¬† fueron. 22Por tanto, di a la casa de Israel: As√≠ ha dicho Jehov√° el Se√Īor:¬† No lo hago por vosotros, oh casa de Israel, sino por causa de mi santo¬† nombre, el cual profanasteis vosotros entre las naciones adonde hab√©is¬† llegado. 23Y santificar√© mi grande nombre, profanado entre las naciones, el¬† cual profanasteis vosotros en medio de ellas; y sabr√°n las naciones que yo¬† soy Jehov√°, dice Jehov√° el Se√Īor, cuando sea santificado en vosotros¬† delante de sus ojos.¬†

Llegué a este pasaje, en mi estudio de: Mateo 6.9 Vosotros,  pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu  nombre. 

Estos pasajes fueron los que Dios us√≥ para motivarme a¬† comenzar esta obra que hoy cumple quince a√Īos.¬†¬†

¬ŅA cu√°ntos de nosotros les gustar√≠a vivir en un mundo¬† mejor? El mundo en que vivimos es convulso. El mal¬† acampa a sus anchas, por causa del pecado del hombre,¬† que en su rebeld√≠a para con Su Creador, se ha alejado de¬† √Čl y ha seguido los dictados de su propio coraz√≥n.¬†¬†

El mundo que hoy padecemos es el que hemos hecho entre  todos. Un mundo cruel e injusto en el que impera la ley 

del más fuerte y poderoso. En el que cada vez hay menos  justicia y más maldad. 

¬ŅRealmente es posible un mundo mejor? A lo largo de la¬† historia, el ser humano ha intentado conseguir un mundo¬† mejor, sin contar con Dios.¬†¬†

Hace treinta a√Īos Naciones Unidas elabor√≥ un proyecto¬† para acabar con el hambre en el mundo. Hoy, seguimos¬† viendo millones de personas muriendo de hambre por falta¬† de recursos, que otros acaparan para s√≠ mismos.¬†

Las guerras se suceden sin que los avances en la ciencia o  el desarrollo tecnológico la haga menos cruenta, sino todo  lo contrario. Actualmente, un soldado, desde la seguridad  de su propio cuartel en su propio país, puede pilotar un  caza y destruir ciudades enteras, con un mando de juego.  No. El mundo no está mejor, ni mejora, sino que cada día  hay menos seguridad, menos futuro, porque el amor de  muchos se ha enfriado y la maldad se multiplica. 

Nunca como ahora, el mundo ha estado tan pervertido. El  ser humano en su desvío y locura ha renunciado a la  verdad y camina hacia su propio fracaso, al abandonar  todos los principios y valores que hicieron posible el  desarrollo de las sociedades. 

Carlos Mark quiso con su comunismo, mal interpretando  las Escrituras Sagradas quiso conseguir un hombre nuevo  sin Dios. Consiguió en Europa cien millones de muertos,  intentando imponer a todos sus ideas comunistas. Eso la  izquierda, pero el fascismo de la derecha no es mejor. Ha sido causante de la esclavitud y de la muerte de millones  de personas para enriquecer a una minoría. 

Actualmente, a√ļn hay algunos locos que creen que el¬† socialismo es la soluci√≥n, o que la derecha lo es.¬†¬†

En el terreno de la religión también hubo sus intentos de  imponer una sociedad religiosa, en la convicción de que  así conseguirían un mundo mejor. En Ginebra lo intentó  Juan Calvino imponiendo lo que él llamó una teocracia,  pero en realidad sólo consiguió insituir una dictadura  Calvinista. 

Sus logros, cincuenta y siete personas asesinadas, algunas  de ellas en la hoguera, por no renunciar a sus principios e  ideas. Muchos exiliados, y una religión que hasta el día de  hoy, sigue apartando a la gente de la verdad, con sus  mentiras. 

¬ŅQu√© tiene que ver esto con esta congregaci√≥n? Mucho.¬† Porque precisamente, ante la perspectiva de lo que ocurre¬† en el mundo entero, y tambi√©n en la Iglesia, es que como¬† cristianos debemos cuestionarnos cu√°l es nuestra¬† responsabilidad en todo esto.¬†

En el a√Īo 2001 hab√≠a probado distintas experiencias¬† eclesiales. Hab√≠a pasado por la iglesia cat√≥lico romana en¬† la cual nac√≠, pero la fe de los cat√≥licos es una religi√≥n¬† fundamentada m√°s en las tradiciones humanas que en la¬† Palabra de Dios.¬†

Despu√©s, pas√© varios a√Īos estudiando todo lo que ca√≠a en¬† mis manos que tuviera que ver con la fe, con lo espiritual,¬†incluso con lo esot√©rico, con las distintas filosof√≠as¬† humanas. Af√≠n acab√© consider√°ndome agn√≥stico.¬†

Cuando conoc√≠ la fe evang√©lica, cre√≠ que hab√≠a encontrado¬† la verdad. Durante diez a√Īos serv√≠ a Dios desde esa fe,¬† hasta darme de bruces contra la realidad de que tampoco la¬† iglesia evang√©lica est√° exenta de mandamientos y¬† tradiciones de hombres, que se anteponen a la sencilla¬† verdad de la Sagrada Escritura.¬†

Estudié la fe evangélica en casi todas sus versiones, digo  en casi por si me dejé alguna por conocer, y comprobé las  muchas divisiones e incluso contradicciones que existen  entre los distintos grupos y denominaciones.  

Exactamente igual que en la iglesia católico romana,  cuando investigas las raíces de sus distintas órdenes:  Franciscanos, Dominicos, Jesuitas, etc. 

En la iglesia evangélica están los luteranos, bautistas,  pentecostales, metodistas, presbiterianos, calvinistas,  arminianos, y no paras de contar. 

En el a√Īo 2001 Dios permiti√≥ que pasara por el hospital.¬† Estuve casi tres meses hospitalizado.¬†¬†

Aquellos casi tres meses de paréntesis, me sirvieron de  bendición a pesar de la enfermedad, porque me  permitieron servir a Dios en el mismo hospital. Pero  también me permitieron tener más tiempo para buscar a  Dios y meditar profundamente sobre mi vida, mi familia,  mi ministerio, sobre todas las áreas de la vida. 

Dios me habló por medio de Su Palabra y lo hizo por  medio de estos pasajes:  

Mateo 6.9 … santificado sea tu nombre. 

Ezequiel 36.16-23 Y santificar√© mi grande nombre, profanado entre¬† las naciones, el cual profanasteis vosotros en medio de ellas; y sabr√°n las¬† naciones que yo soy Jehov√°, dice Jehov√° el Se√Īor, cuando sea santificado¬† en vosotros delante de sus ojos.¬†

Entend√≠ que si queremos un mundo mejor debemos dejar¬† de intentarlo sin Dios, y acudir a √Čl. S√≥lo √Čl lo conseguir√°.¬† As√≠ est√° escrito en Isa√≠as 11.1-9:¬†

Saldr√° una vara del tronco de Isa√≠, y un v√°stago reto√Īar√° de sus ra√≠ces. 2Y¬† reposar√° sobre √©l el Esp√≠ritu de Jehov√°; esp√≠ritu de sabidur√≠a y de¬† inteligencia, esp√≠ritu de consejo y de poder, esp√≠ritu de conocimiento y de¬† temor de Jehov√°. 3Y le har√° entender diligente en el temor de Jehov√°. No¬† juzgar√° seg√ļn la vista de sus ojos, ni arg√ľir√° por lo que oigan sus o√≠dos;¬†4sino que juzgar√° con justicia a los pobres, y arg√ľir√° con equidad por los¬† mansos de la tierra; y herir√° la tierra con la vara de su boca, y con el¬† esp√≠ritu de sus labios matar√° al imp√≠o. 5Y ser√° la justicia cinto de sus¬† lomos, y la fidelidad ce√Īidor de su cintura. 6Morar√° el lobo con el cordero,¬† y el leopardo con el cabrito se acostar√°; el becerro y el le√≥n y la bestia¬† dom√©stica andar√°n juntos, y un ni√Īo los pastorear√°. 7La vaca y la osa¬† pacer√°n, sus cr√≠as se echar√°n juntas; y el le√≥n como el buey comer√° paja.¬† 8Y el ni√Īo de pecho jugar√° sobre la cueva del √°spid, y el reci√©n destetado¬† extender√° su mano sobre la caverna de la v√≠bora. 9No har√°n mal ni¬† da√Īar√°n en todo mi santo monte; porque la tierra ser√° llena del¬† conocimiento de Jehov√°, como las aguas cubren el mar.¬†

Sólo Cristo puede edificar la Iglesia verdadera. En Mateo  16.18 dijo: …edificaré mi iglesia; 

La Iglesia no es del Pr. Nicol√°s, ni del Pr. Andr√©s, ni de¬† ning√ļn pastor se llame como se llame. La Iglesia es de¬† Cristo. √Čl la edifica.

√Čl no escogi√≥ a √°ngeles para edificarla, sino a personas, y¬† no a cualquier persona, sino a gente normal y corriente.¬†¬†

1Corintios 1.26-29 Pues mirad, hermanos, vuestra¬† vocaci√≥n, que no sois muchos sabios seg√ļn la carne, ni¬† muchos poderosos, ni muchos nobles; 27sino que lo necio¬† del mundo escogi√≥ Dios, para avergonzar a los sabios; y¬† lo d√©bil del mundo escogi√≥ Dios, para avergonzar a lo¬† fuerte; 28y lo vil del mundo y lo menospreciado escogi√≥¬† Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, 29 a fin de¬† que nadie se jacte en su presencia.¬†

No escogi√≥ a sabios ni entendidos; no escogi√≥ a fuertes ni¬† poderosos. Escogi√≥ a gente como t√ļ y como yo para¬† mostrar su poder en nosotros, a fin de que nadie se jacte¬† en su presencia. Para que toda la gloria sea para √©l.¬†¬†

¬ŅPuede usar Dios a gente muy inteligente? Por supuesto, y¬† lo hace. Hay grandes hombres de ciencia, en todas las¬† ciencias, que manifiestan abiertamente su fe en Dios y la¬† defienden ante aquellos que la rechazan. Pero tambi√©n¬† Dios escoge a personas sencillas sin grandes cualidades.¬†¬†

Dios me motivó a preparar un proyecto de iglesia. No  sabía si tendría, o no, la oportunidad de llevarlo a cabo,  pues, mi estado de salud podía ser un verdadero problema.  

Finalmente me extirparon el pulmón derecho; y me dijeron  que debía llevar una vida absolutamente sedentaria, sin el  menor esfuerzo físico, porque podía darme una embolia  pulmonar.

Antes de operarme me dijeron que debía estar de tres a  cuatro meses en un postoperatorio muy duro, hasta  aprender y acostumbrarme a respirar con un solo pulmón. 

Salí del hospital, a los diez días, y lo hice con ganas de  seguir adelante con mi vida. Pues, entendía que si Dios no  quiso llevarme en aquella operación tan delicada, en la que  estuve a punto de morir, fue porque tenía un propósito con  mi vida que debía cumplir. 

Entend√≠a que deb√≠a comenzar obra, y nos pusimos en¬† marcha. Sab√≠a bien la direcci√≥n que deb√≠a tomar. En¬† medio de tanta confusi√≥n, Dios quer√≠a santificar Su propio¬† Nombre, y puso esa carga sobre mi coraz√≥n y el de mi¬† esposa Monta√Īa.¬†¬†

El nombre de Dios estaba siendo profanado en medio de  las naciones. No por los agnósticos o ateos, lo cual sería  tolerable, sino que está siendo profanado por aquellos que  se dicen ser pueblo de Dios. 

La Palabra de Dios dice: ‚ÄúNo tomar√°s el nombre de¬† Jehov√° tu Dios en vano; porque no dar√° por inocente¬† Jehov√° al que tomare su nombre en vano.‚ÄĚ (√Čxodo 20:7).¬†¬†

Pero hoy se profana, muchos pisotean el Santo Nombre de  Dios; muchos que se dicen ser cristianos pero como si no  lo fueran. Como si no fueran a rendir cuentas delante del  Creador. 

Desde un principio, nos propusimos santificar el nombre  de Dios, primeramente en nuestras vidas, y después en  nuestro entorno. 

A mediados del 2001 nos pusimos de acuerdo con otros¬† hermanos en orar por la iglesia en general y por nosotros,¬† para que Dios nos mostrara su voluntad espec√≠fica para¬† nuestras vidas. Al final de ese mismo a√Īo, ya ten√≠amos un¬† grupo que nos est√°bamos reuniendo por las casas para¬† santificar nuestras propias vidas.¬†

Los principios no fueron fáciles, nunca lo son. Había cosas  en nuestras propias vidas que debíamos cambiar, y las  cambiamos. Dios lo hizo en nosotros.  

Enfrentamos muchos problemas, de los de fuera y tambi√©n¬† de los de dentro. Pero Dios defiende Su obra y lo que √Čl¬† edifica nadie lo tumba. A √Čl sea toda la gloria.¬†

Hoy estamos aqu√≠, quince a√Īos m√°s tarde. Dando gracias a¬† Dios por todas las experiencias vividas. Las buenas, y¬† tambi√©n las malas. Porque sabemos que a los que aman a¬† Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que¬† conforme a su prop√≥sito son llamados. Romanos 8.28¬†

Somos conscientes del momento histórico que nos ha  tocado vivir y estamos profundamente comprometidos con  Dios y Su obra, en vivirlos intensamente. 

Actualmente esta congregaci√≥n est√° en el camino correcto.¬† Como dice el lema de este a√Īo: No que lo haya alcanzado¬† ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si¬† logro asir aquello para lo cual fui tambi√©n asido por¬† Cristo Jes√ļs. 13Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo¬† ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente¬† lo que queda atr√°s, y extendi√©ndome a lo que est√° delante,¬†14, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento¬† de Dios en Cristo Jes√ļs. Filipenses 3.12-14.¬†

Actualmente estamos trabajando mucho para poder ser ejemplo a otros hermanos nuestros en todo el mundo. A  Dios sea toda la gloria.  

Tenemos muchos retos por delante, pero lo vivido hasta  ahora nos permite creer que el mismo Dios que nos ha  traído hasta aquí, nos seguirá guiando hasta el final del  trayecto. 

Por ese motivo, quiero animaros a seguir y no desmayar.  Para que Dios sea glorificado en nuestras vidas, y también  en nuestro testimonio personal y como congregación. 

Queremos invitar a todos cuantos nos ven por las redes  sociales a unirse a nosotros en este proyecto, de santificar  el Nombre de Dios, primero en nuestras propias vidas,  para después poder santificarlo en los demás. 

√önanse a nosotros en la fe de Jesucristo, el Hijo de Dios,¬† quien dio su vida por todos nosotros, como est√° escrito:¬† Porque ninguno de nosotros vive para s√≠, y ninguno muere¬† para s√≠. 8Pues si vivimos, para el Se√Īor vivimos; y si¬† morimos, para el Se√Īor morimos. As√≠ pues, sea que¬† vivamos, o que muramos, del Se√Īor somos. Romanos 14.7-

Aprovechemos el tiempo que nos quede en esta tierra para  marcar la diferencia, para mostrar al mundo que con Cristo  es posible una vida mejor. Sin imponerla a nadie, sin  presiones. Pero mostrando la verdad a todos.

¬ŅSeguir√°s profanando el nombre de Dios en el mundo a¬† ojos de todos, o lo santificar√°s primero en tu vida, y¬† despu√©s en tu entorno?¬†

Pretendemos mantener viva la llama de la fe en Jesucristo. Ese es nuestro objetivo como congregación.  

Esa es nuestra meta como cristianos. 

Pretendemos unir en todo el mundo a cuantos crean lo  mismo que nosotros creemos. 

No pretendemos fundar ninguna denominación religiosa. Pretendemos ser columnas y baluartes de la verdad. Pretendemos ser fieles a Dios, conforme a Su Palabra. 

Muchos dir√°n que estamos locos, otros nos criticar√°n, o¬† nos juzgar√°n seg√ļn su visi√≥n denominacional. Pero no nos¬† importa, porque no buscamos agradar a los hombres, sino¬† a Dios.¬†

¬ŅQuerr√°s unirte a nosotros en adoraci√≥n a Jes√ļs llamado el¬† Cristo?¬†¬†

Pr. Nicolás García / Iglesia Berea

compartir por messenger
compartir por Whatsapp