Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo.” Colosenses 4:5.

El tiempo es oro. Seguramente habrás escuchado esta frase más de una vez, pero ¿te ha hecho pensar en el valor del tiempo? Dios nos ha dado veinticuatro horas para administrar. Podemos invertirlas correctamente o desperdiciarlas. Está en nuestras manos esta decisión.

La palabra redimir en griego significa “comprar, pagar el rescate, mejorar las oportunidades, aprovechar, adquirir”. Cristo nos redimió en la cruz para darnos vida eterna, para que vivamos un día a la vez y lo honremos con nuestras acciones diarias. Ahora nos toca a nosotros redimir el tiempo.

Si tuviéramos un contador en donde pudiéramos ver pasar los minutos de nuestra vida, quizás tomaríamos mayor conciencia de lo rápido que pasa el tiempo y la importancia de administrarlo mejor.

Debemos saber disfrutar el tiempo que pasamos con nuestro cónyuge, hijos, familiares, amigos, hermanos de la iglesia, pero sobre todo el tiempo que pasamos con Dios alimentando nuestro espíritu en su presencia.

También debemos recordar que el tiempo pasa y las oportunidades también, y lo que es peor…nunca vuelven. Un niño de nueve años le dijo a un adulto: “No te olvides que el tiempo pasa y no puedes hacer “rewind” como con un video…” ¡Qué ejemplo tan claro! En la vida real las oportunidades no siempre se repiten. ¡Redime tu tiempo!

Debemos evaluar cuáles son nuestras verdaderas prioridades. Incluso cuando estamos con personas que no conocen al Señor ¿aprovechamos las oportunidades para hablarles de Cristo? ¿Invertimos o perdemos el tiempo?

El apóstol Pablo también les habló sobre este tema a los creyentes de Éfeso: “Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.” (Efesios 5:15-16). Como mayordomos del precioso regalo del tiempo que Dios nos ha dado debemos considerar siempre si estamos viviendo de acuerdo con su voluntad.

Pregúntale al Señor qué desea para ti. Si le escuchas, Él te guiará para que puedas sacarle el máximo provecho a tu tiempo.

Cortesía Pastor Pablo Giovanini Iglesia Cristiana Renacer Lynn

compartir por messenger
compartir por Whatsapp