Dios nuestro Señor, permítenos encontrar el poder de tu Espíritu para vivir en un nivel más alto, y ya no ser controlados por nuestra naturaleza pecaminosa, sino fortalecidos para confrontar la lucha de la vida. Que seamos hijos del Espíritu y caminemos juntos con él. Líbranos del descuido, mantennos alegres y animados. Ayúdanos y aconséjanos en todo nuestro caminar para poder honrarte y testificar de que tú eres nuestro Dios, nuestra ayuda verdadera. Amén. Christoph Friedrich Blumhardt

compartir por messenger
compartir por Whatsapp