Señor nuestro Dios, oramos que por medio del Espíritu Santo nos concedas vivir en comunión contigo. Ayúdanos a seguir adelante una y otra vez, a crecer en fortaleza para seguir lo que es bueno y verdadero. Que tu bondad y tu gracia habiten en nuestro corazón para ayudarnos en todas las cosas prácticas. Concédenos que dondequiera que vivamos experimentemos algo del poder con que Jesucristo vivió y sufrió, por el cual murió pero vive otra vez. Que el mundo logre entender que tiene un redentor, y que le pertenece a él, para la gloria de tu nombre. Amén. Christoph Friedrich Blumhardt

compartir por messenger
compartir por Whatsapp