Señor nuestro Dios, en ti queremos encontrar nuestra fortaleza, en ti queremos esperar incluso en estos tiempos. Nos regocija que el final se acerca, final que estás preparando, cuando tu justicia y salvación llegarán a la tierra conforme a tus promesas. Permanece con nosotros y la hermandad de creyentes que tenemos por medio de Cristo Jesús. Ayúdanos a estar alertas y danos nuevo ánimo una y otra vez, por más difícil que sea la vida. Queremos seguir viviendo y encontrar fortaleza en la gracia de Jesucristo, manteniéndonos fieles con alegría, sin quejarnos ni murmurar. Señor Dios, que tu nombre sea honrado, que venga tu reino y se haga tu voluntad en nosotros conforme a tu plan. Amén, Christoph Friedrich Blumhardt

compartir por messenger
compartir por Whatsapp