“Si fuéremos infieles, él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo.” 2 Timoteo 2:13.

Apenas escuchó que la piedra que cubría la tumba de Jesús había sido removida, Pedro salió corriendo a ver lo que había sucedido. Llevaba tres días con un peso terrible en su alma por haber negado a Jesús. La profecía se había cumplido. ¡Qué angustia insoportable!

María llegó diciendo que el Maestro había resucitado, que su cuerpo no estaba en la tumba y que dos ángeles le dieron el anuncio. Pedro tenía que verlo con sus propios ojos. Al llegar, se dio cuenta que el anuncio era cierto. La tumba vacía era la evidencia. ¿Y ahora? ¿Qué pasaría si se encontraba cara a cara con Jesús? ¿Cómo decirle que estaba tan arrepentido de haberle negado?

Cuando el Señor se le presentó a Pedro, el apóstol pudo experimentar el perdón genuino. No había rencor, ni reproches, ni siquiera un “te lo dije”. El Señor permaneció fiel. Su fidelidad es inalterable, incomprensible, incomparable.

Muchas veces podemos sentir esa misma carga de Pedro. Sabemos que le hemos fallado al Señor y eso nos pesa. Incluso llegamos a pensar si podrá perdonarnos una vez más. En esos momentos Jesús nos vuelve a recordar cuánto nos ama y que Él entiende nuestras luchas y debilidades. Entonces nos abraza y nos dice: “Yo siempre te perdono y olvido”. Y cuando volvemos a preguntarnos si es posible, nos recuerda que Él no puede negarse a sí mismo. Es eternamente fiel y no hay nada que pueda cambiar eso. Esta es una verdad en la que tú puedes confiar el resto de tu vida sin importar tu situación.

El cielo está lleno de “Pedros” perdonados y transformados por el Espíritu Santo. Ellos son parte de una Iglesia gloriosa, sin mancha ni arruga, perfeccionada para vivir por la eternidad con Cristo.

Si las viejas dudas quieren invadir tu corazón, aprópiate de las palabras del apóstol Pedro: “Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva”. (1 Pedro 1:3). ¡Aleluya!

Cortesía Pastor Pablo Giovanini
Iglesia Cristiana Renacer en Lynn, MA

compartir por messenger
compartir por Whatsapp