Amado Dios del cielo, hoy me acerco ante tu trono con un coraz贸n sencillo y humillado ante tu grandeza para darte gracias por ser tan bueno y misericordioso. Reconozco que te necesito en todos los aspectos de mi vida, pues a ti me debo, porque por tu amor, tu muerte y sacrificio hoy tengo vida y libertad. Hoy, solo te pido que me ayudes a ser la persona que t煤 quieres que sea y me ayudes a escalar un pelda帽o m谩s en el prop贸sito que tienes para conmigo. Toma el control de todos mis planes hoy, en tus manos estoy. Am茅n.

compartir por messenger
compartir por Whatsapp