芦Amado Padre celestial, hoy vengo a ti como el hijo pr贸digo, humillado y avergonzado por mis malas actitudes, pero anhelando tu perd贸n, misericordia y salvaci贸n. Me postro ante tu presencia y ruego porque me limpies de todos mis pecados, me hagas recordar mi identidad en ti y me vistas con vestiduras limpias. Reconozco mi Se帽or que no lo merezco, pero tu amor y misericordia es m谩s grande y por ello hoy clamo a ti. T贸mame nuevamente en tus brazos de amor, renueva mis fuerzas, ll茅name con tu Santo Esp铆ritu y gu铆ame nuevamente en tu voluntad buena, agradable y perfecta. Am茅n.禄

compartir por messenger
compartir por Whatsapp