芦Dios misericordioso, al final de este d铆a, me arrojo a tus pies, agradecido por tu amor incondicional y en la quietud de la noche, te busco, sabiendo que eres mi faro en medio de la oscuridad. Te conf铆o mis inquietudes y temores, consciente de que en tu abrazo encuentro paz. En este momento, mientras me sumerjo en el sue帽o, perm铆teme sentir tu presencia reconfortante y tu sabidur铆a que supera todo entendimiento. Que mi mente y coraz贸n se llenen de tu verdad y amor. Am茅n.禄

compartir por messenger
compartir por Whatsapp