«Amado Dios, te doy gracias porque en todo has sido fiel para conmigo y porque tu provisión Divina me ha acompañado durante todo el día. Ahora que me encuentro en mi recámara a punto de dormir, te ruego que apartes de mí todo insomnio o pesadillas que puedan venir a perturbarme y que al cerrar mis ojos pueda cerrar un sueño en completa bendición y paz, tal y como lo prometes en el libro de salmos, que nos acostaríamos y dormiríamos porque tú nos haces vivir confiados. Lléname de tu paz amado Dios y permíteme descansar confiando en ti y en tu promesa fiel, amén.»

compartir por messenger
compartir por Whatsapp