Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

1 Corintios 13:13

Qué bueno es saber que somos amados por alguien y que alegría poder sentir esa sensación, cada uno de nosotros, por las mañanas, al despertar luego de un buen descanso, somos testigos directos de ésta gran verdad, quizás encuentres a tu lado a tu esposa o esposo, a tus hijos o un familiar que viva contigo, cada uno de ellos en algún momento te ha demostrado su afecto, su cariño y su amor, al igual que nosotros a ellos por más imperceptible que parezca.

Identificar que somos amados por otra persona nos da felicidad, nos reconforta el alma y trae paz al corazón, obviamente si logramos ser recíprocos, generaremos todo esto también a los demás, de eso se trata el amor, de dar, de hacerle sentir bien a la otra persona, quizás no siempre lo podamos expresar por causa de  los trajines y peripecias que nos depara el día a día, pero al buscar quietud, luego de una jornada de muchas presiones, podemos hacernos 3 preguntas  sobre esto… 1)estoy entregando amor a cada uno de mis seres más cercanos?  Si la respuesta es sí…2) como se lo estoy demostrando? O mejor…3) Como lo sabe esa persona?  si no es así… Te animo a que lo hagas, que pienses cuando fue la última vez que les hiciste sentir bien a las personas que te rodean?… No hace falta entregarle un regalo material a cada uno… con un fuerte abrazo y unas palabras como…Gracias… te quiero mucho, sos muy importante para mi…. será más que suficiente y un buen comienzo para que la atmósfera cambie todo el día…Es importante amar a los que nos rodean, pero más importante es…que ellos se enteren que eso ocurre en verdad. La biblia nos recomienda lo siguiente…

El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno.10 Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros. Romanos 12.9-10

Quizás no tengamos los resultados esperados al final del día, quizás no logremos el objetivo que nos propusimos… Pero llegaremos a nuestras casas y estarán ellos… Los que generan en nosotros los sueños, los anhelos, los que encienden nuestras ganas de salir adelante…las personas que nos aman… Pídeles un abrazo y verás lo que sucede… No importa la jornada difícil que hayamos tenido… Mañana será otro día, para volver a intentarlo…. Y volver a amar…

Oración

Padre, gracias quiero darte por cada una de las personas que me rodean, que tu gracia sobre abunde en ellos, ayúdame a  valorarlos más y demostrarle a cada uno que los amo, de la misma manera que tú me amas, en el nombre de Jesús, Amén

Cortesía Hno. Gabriel Fernandez Noguera

compartir por messenger
compartir por Whatsapp