“Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria; porque vendrá el enemigo como río, mas el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él.” Isaías 59:19.

No debería sorprendernos que Satanás se nos oponga. Isaías nos dice que puede venir como un rio, haciendo alusión a las corrientes de aguas que arrasan todo por donde pasan.

Muchas veces el diablo influirá a personas que están a nuestro alrededor para intimidarnos, ofendernos, despreciarnos. Debemos recordar que “no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” (Efesios 6:12). Nuestra lucha no es contra personas, sino contra Satanás que está detrás de ellas.

El enemigo también vendrá como un rio para probar nuestra fe, atacando nuestras convicciones. ¿Recuerdas la parábola de la casa edificada sobre la roca? “Vinieron ríos” contra ella, pero permaneció firme porque estaba edificada sobre el cimiento correcto. (Mt. 7:24-25). Satanás no puede derribar lo que Dios construye en nuestra vida desde el momento que decidimos confiar en Jesús.

Satanás lanzara sus dardos de fuego para tratar de intimidarnos, hacernos retroceder o que caigamos de nuestra firmeza, ¡pero el escudo de la fe los apaga! (Efesios 6:16).

El diablo seguirá intentándolo hasta el final de los tiempos, pero la sangre de Cristo vence toda provocación y ataque de Satanás: “Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero…” (Apocalipsis 12:10-11a).

¡En la cruz Jesús logró la victoria sobre Satanás y nos delegó su autoridad y poder para vivir en victoria!

Proclama la verdad y las promesas de Dios sobre tu vida. Recuérdale al diablo que está vencido. No tengas temor, avanza por fe, estás cubierto con la sangre de Cristo.

Cortesía Pastor Pablo Giovanini
Iglesia Cristiana Renacer en Lynn, MA

compartir por messenger
compartir por Whatsapp