«Señor Jesús, en la paz de esta noche, vengo ante ti con gratitud en mi corazón. En esta hora, te entrego mis esperanzas y sueños, así como mis cargas y preocupaciones, sabiendo que Tú conoces los deseos más profundos de mi corazón. Permíteme descansar en la seguridad de que tu plan es perfecto, y que cada desafío tiene un propósito en tu divino plan. Durante esta noche, en mi sueño, que tu voz me hable, iluminando mi mente con sabiduría y revelación, y que tu Espíritu Santo sea mi guía en cada paso de mi vida. Amén.»

compartir por messenger
compartir por Whatsapp